viernes, 24 de enero de 2014

Los Lirios en pleno invierno!

Allá por Agosto me apunté al Mystery Kal que organizaba Marisa de Al-abrigo del chal Los Lirios
Lo empecé en Septiembre en la playa y me quedé en la pista 2. Cuando volví no lo saqué de la bolsa y allí se quedó olvidado. Hasta que un día, ya en diciembre, me encontré pensando en qué podía regalarle a mi madre por reyes, pensando y pensando, no daba con un regalo que le fuera a encantar. Y apareció por mi mente el recuerdo de los Lirios, pero claro tenía que terminarlo. Y lo terminé, justo a tiempo el  mismo día 5, pero con dolor de manos incluído, es lo que tiene correr y dejarlo todo para última hora.  Quedó precioso, fino, muy fino, como le gusta a mi madre, que no agobie. Y lo más importante, le encantó!